Madrid 13/11/2018 - 9:19
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, apuntó este lunes que los estudiantes de Formación Profesional Básica (paralela al segundo ciclo de la ESO) "se podrán presentar para obtener el título de la ESO", además del certificado que recibirán por haber elegido FP.

Así lo explicó en un encuentro informativo antes de que este martes el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, inaugure el encuentro en Madrid "+ Futuro + Progreso = + FP", en el que también participarán la ministra Celaá y la de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio. La cita, que contará con más de 400 personas del mundo educativo y empresarial, forma parte de la estrategia del Gobierno para impulsar una nueva FP que logre modernizar el sistema productivo español.

Según Celaá, será decisión del alumno "si se examina o no" para obtener el título de Bachillerato tras lograr el de FP Básica, y tomará esa decisión junto al equipo evaluador del centro correspondiente.

Éste es uno de los puntos en los que trabaja el Gobierno para convertir la FP en una educación "de primera". Para ello, la responsable de Educación y FP también resaltó que trabajará "codo con codo" con las empresas y agentes sociales para implicarlos "desde el inicio del recorrido" del nuevo sistema de FP. Esa implicación será desde identificar el perfil profesional hasta para elaborar el contenido de los títulos, proceso que, siguiendo los trámites vigentes, puede durar hasta cuatro años por una "burocracia inútil".

"No sólo hacemos FP las administraciones públicas, también los empresarios", dijo Celaá, que lamentó que España tenga un porcentaje de matriculados en FP que apenas alcanza la mitad de la media de los países de la OCDE.

Así, explicó que el Gobierno trabaja para hacer una FP "moderna, menos rígida, menos burocrática y más flexible" a través de la modificación de la Lomce que se empezará a tramitar en el Parlamento previsiblemente desde enero y, también, con varios reales decretos.

La implicación de las empresas estará coordinada por el centro educativo aunque las compañías podrían tener influencia a la hora de valorar si un alumno se saca o no el título de la nueva FP.

Según el tejido empresarial
Otra cuestión que resaltó Celaá es que la futura Formación Profesional habrá de diseñarse teniendo en cuenta el tejido empresarial, que en el caso de España está mayoritariamente compuesto por pequeñas y medianas empresas. Por eso, la intención de Educación es impulsar "una normativa básica para todas las CCAA" pero en cada territorio se adaptarán a las "características socioeconómicas" de su mercado. "No es lo mismo el tejido económico del País Vasco que el de Murcia", comparó.

Por otra parte, en esa futura FP también se dará "un reconocimiento mutuo de parte de los certificados de profesionalidad y de parte de los títulos" de Formación Profesional. Los primeros dependerían del Ministerio de Trabajo y los segundos, de Educación, y "reinsertaría" en el ámbito laboral educativo, por ejemplo, a quienes tienen experiencia en un sector pero no un título formativo. Aunque no lograsen el título, precisó Celaá, quizás algunos trabajadores sí que podrían tener reconocimiento de al menos "un módulo" formativo.

Finalmente, entre otros temas, Isabel Celaá dijo a la prensa que es importante hacer llegar a las familias "que la FP no es un itinerario de segunda", pues el 73% de los titulados en esta formación se incorpora al mercado. "Que no se sientan menos" ni piensen que "la FP es para quienes no llegan al Bachillerato", aconsejó. "El sistema va a ser flexible", anunció, en referencia a que se abrirán "pasarelas" en la FP que permitan a cada estudiante hacerse con perfiles profesionales a medida.

Fuente: elEconomista.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar